La Vitamina C es necesaria para el crecimiento y desarrollo normal de una persona.

Además de ser útil en la prevención de resfriados es un antioxidante y necesaria para la reparación de todo tipo de tejidos en nuestro cuerpo.

  • Piel
  • Ligamentos
  • Vasos Sanguíneos y
  • Tendones

Nuestro cuerpo no puede producir Vitamina C, por eso la importancia del consumo de ésta.

Beneficios de la Vitamina C

Aunque mayormente asociamos la Vitamina C con la prevención de resfriados, la aplicación directa de ésta en tu rostro trae algunos beneficios.

  • Reduce las líneas de expresión y arrugas
  • Activa la síntesis del colágeno, por lo que es un reparador epidérmico
  • Minimiza la irritación en pieles sencibles
  • Hace más efectiva la absorción de las cremas
  • La Vitamina C aplicada en tu rostro te ayuda a tener una piel lisa, limpia y reluciente
  • Reduce las manchas de la piel
  • Mejora la textura de tu piel
  • En general mejora la calidad de tu piel

Ahora ya sabes, la Vitamina C debe ser parte de tu rutina de belleza diaria.

 

0